martes, 13 de septiembre de 2011

CASCADAS DEL ALJIVE (GUADALAJARA)


DATOS DE LA RUTA:

REALIZADA: 4 DE JUNIO 2011
PERSONAS QUE REALIZAMOS ESTA RUTA:
SERGIO LOPEZ
VERÓNICA OTERO
SANDRA PALACIOS
LAURA FERNANDEZ
ALICIA SUAREZ
MARTA HERNANDEZ
JAVIER MARTÍN
ALFONSO PEREZ
ALBA JIMENEZ
BEATRIZ BENITO
VIDAL PEREZ
DIEGO VALERO
NATALIA PARDO
MARÍA ALONSO
ANTONIO VILLA
MONICA PERALES
MARÍA SANTOME
MARÍA MARIN
IVAN CALDERÓN
JOSE A. MARTINEZ
LAURA PEREZ
FERNANDO MARTINEZ
LAURA PRIVADO
SERPE FERNANDEZ
MARI CRUZ ORTEGA

MIGUEL CALDERÓN

INICIO: ROBLELACASA (GUADALAJARA)
LONGITUD:  12 KM.
TIPO DE RUTA: LINEAL
ALTITUDES: INICIO ROBLELACASA 1097  MT./ CASCADA DEL ALJIBE 946 MT MATALLANA 998 MT
SEÑALIZACIÓN: SOLO A LA SALIDA DEL PUEBLO DESPUÉS NINGUNA
AGUA: FUENTES EN ROBLELACASA Y MATALLANA
TIEMPO EMPLEADO:  5:15 H. INCLUIDOS DESCANSOS
NIVEL DE DIFICULTAD: 2 BAJA






DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:

Preparo una nueva ruta para la Concejalia de Juventud de Illescas, esta será la última antes del periodo de vacaciones de Julio y Agosto.


Bueno después de madrugar para quedar a las 7:00 salimos dirección a Tamajón, donde tenia previsto una parada para desayunar y comprar el pan.

Llegamos a Tamajón sobre las 8:40 paramos en la entrada de Tamajón en esta cafetería autoservicio, donde tenemos un ancho aparcamiento para el autobús.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Una vez de nuevo en el autobús emprendemos la marcha para recorrer los 16 Km. que nos faltaban para llegar a Roblelacasa pequeño pueblo pedanía de Campillo de Ranas donde iniciaremos nuestra ruta en la plaza de los Bolos, llamada así por un campo de juego típico de la zona. "No se refería a los bolos de Toledo como algunos comentaron" jajajajajajaja.













Empezamos a descender por las calles de este bonito pueblo de la arquitectura negra sobre las 9:25 buscando el camino que nos lleve hasta las cascadas del Aljibe.


Salimos del pueblo y enseguida llegamos a una fuente.



























Continuamos por este pequeño y estrecho sendero, el grupo se alarga paseando cómodamente entre jara, pequeños arbustos y esta solitaria encina con los robles de fondo.


Aquí tenemos a la cabeza del grupo.


Llegamos a este cercado donde tuvimos que saltar de piedra en piedra porque había zonas muy encharcadas nos encontramos esta puerta por la que pasamos.


Nos alejamos y podemos hacer esta bonita foto del pueblo.














Llegamos a un camino más ancho donde giramos a la izquierda para descender entre pequeños matorrales y mucha jara.













Descendemos bruscamente para encontrarnos con una barrera que impide el paso de vehículos, aunque algún valiente pescador desciende hasta aquí con un turismo con el riesgo de cargarse los bajos.













Justo en este punto vemos a nuestra derecha el pueblo de Matallana que visitaremos después de las cascadas.













Una vez llegamos a la altura del puente de Matallana que se encuentra unos metros más abajo giramos a nuestra izquierda por un pequeño sendero que va a media ladera entre la cumbre y el río Jarama.














Continuando por este sendero llegaremos hasta la parte alta de las cascadas del Aljive.













Las cascadas se forman al verter sus aguas el arroyo del Soto sobre el río Jarama, dos saltos consecutivos acabados en dos pozas o aljibes de ahí su nombre, la primera toma de contacto desde el lado por donde accedimos nosotros era poco espectacular pues las veíamos justo encima y no podíamos apreciar su gran belleza. 







Los que quisimos verlas desde el otro lado tuvimos que descalzarnos y cruzar el arroyo por el paso del camino que asciende hasta las localidades de Campillejo y el Espinar, nada mas cruzarlo sale una pequeña senda a nuestra derecha muy accesible el cual nos lleva a unos balcones privilegiados desde poder contemplarlas en su máxima plenitud.

















En esta podemos ver más cerca los dos saltos.














En esta foto podemos ver al resto del grupo que se quedo al otro lado reponiendo fuerzas después de la caminata.









En esta foto podemos ver la subida que hay desde las cascadas donde estuvimos, en dirección Roblelacasa.







Regresamos por el mismo sendero hasta llegar a la altura del puente de Matallana totalmente remodelado hace muy poco, pues desde que me surgió la idea de hacer esta ruta, uno de las preocupaciones que me rondaban la cabeza era como cruzar con seguridad de este mal trecho puente.







Aquí esta el grupo cruzando por el nuevo puente.







Una vez pasado el nuevo puente, dejando por debajo el recuerdo del viejo que a más de uno le tuvo que poner la adrenalina a tope, ascendemos un poco para enseguida hacer un giro a nuestra derecha para subir por una senda muy sombreada hasta el pueblo de Matallana.













Llegamos al pueblo de Matallana y lo primero que nos encontramos son algunas casas en restauración que están siendo rehabilitadas por ocupas respetando el estilo y los materiales de la zona sobre todo la pizarra, La iglesia de estilo románico esta casi derruida solo conserva el campanario y las paredes laterales.













Foto de grupo en la Iglesia en ruinas.















Las casas salpican toda la pradera mimetizándose en el entorno a la sombra de encinas y robles centenarios.














A la sombra de una de estas encinas estuvimos comiendo y descansando, pensando y meditando como podía ser la vida de estas gentes, pasando los crudos inviernos y los veranos calurosos que tienen que soportar en esta planicie. 















Viendo esta estatua echa de hierro de una forma insólita y a su vez original podemos imaginarnos su estilo de vida.















A la salida del pueblo dirección al puente y tras una valla amarilla, se encuentra la única fuente donde los habitantes de este singular pueblo recogen el agua para beber y para los demás menesteres, nosotros rellenamos nuestras cantimploras.









Comenzamos el camino de descenso.













De nuevo cruzamos el puente de Matallana.













Empezamos a deshacer el camino andado y después de la dura subida empezamos a ver al fondo de nuevo el pueblo donde partimos que no es otro que Roblelacasa.













Otra foto más entrando en este bonito pueblo.













Refrescándonos en la fuente de la plaza  ponemos punto y final a esta ruta.













De regreso entre las localidades de Campillo de Ranas y Tamajón se encuentra la ermita de la virgen de los Enebros ubicada en una zona conocida como la pequeña ciudad encantada, os pongo algunas fotografías de un pequeño paseos que realizamos por los alrededores.










































PERFIL DE ELEVACIÓN 
PINCHAR PARA AGRANDAR


DESCARGA DE TRACK




Narración y Diseño:
Miguel Calderón (Vereda y Senda)

Fotografías:
Miguel Calderón (Vereda y Senda)




1 comentario:

  1. Toda descripción que veas en este blog sobre una ruta, es totalmente subjetiva, basándose únicamente en las apreciaciones, percepciones y sensaciones del que suscribe, analizando lugares, pasos, dureza, dificultad, etc., bajo su único y arbitrario punto de vista, que de ningún modo tiene por qué coincidir con el de otras personas.
    Esta descripción no pretende ser en ningún momento una referencia plenamente fiable, sino una referencia meramente orientativa y no necesariamente valida.
    Si decides realizar esta ruta en su totalidad, en parte, o utilizar la información que contiene su descripción, documéntate además en libros y guías especializadas sobre la zona en donde encontrarás una mayor y seguramente mejor información.
    Son exclusiva responsabilidad de quien pudiese utilizar esta información los posibles percances que pudiera sufrir como consecuencia del desarrollo de una actividad basada en el uso de esta descripción.
    Antes de realizar esta o cualquier otra ruta, valora tu forma física, tus conocimientos sobre cómo moverse en montaña, infórmate sobre la climatología, ve debidamente equipado y actúa con prudencia en todo momento, no excediendo tus capacidades.

    Y tenido todo esto en cuenta, disfruta con respeto de esta ruta.

    Texto extraído de:
    MAS ALLA DEL HORIZONTE
    http://javitwity.blogspot.com/

    ResponderEliminar